jueves, 25 de marzo de 2010

Quiromancias.


Porque (te) pedí permiso antes de entrar para después denegar al bueno de la película el acceso a mi recinto corporal. Y porque ya nadie quema dinero como en el Free Cinema, por pura falta de principios, más que de billetes. Que el humanismo que hipotequé a cambio de un futuro colmado de éxito, lo estoy echando en falta. Si los dedos encallados de sujetar el bolígrafo son casi placer físico. Y si ya por fin he comprendido que no (te) compartes. Tengo la sospecha de que quizás tenga que cargar con unos ojos enfermos, unos huesos enfermos, enfermas bocas; y así será la vida y así será la muerte. Ese peso que nos une.

Porque (me) repito el mismo barrido de luces de neón cada noche, y a veces no hago pie en el suelo del baño del bar. Y es que ya nadie entremezcla versos de Dylan Thomas con coches robados como en la Nouvelle Vague; por insípidos, más que por perezosos. Tendré o no la suerte de parir líneas que abran sendas que cierren bocas que impulsen almas que formen mundos. Si ya al fin he asumido el golpe sobresaliente del cinismo. Y si todo apunta a que en el fondo, (me) sobra la mayoría y (me) faltan unos pocos; así será la vida y así será la muerte. Ese río que nos trae.

Porque le prendí fuego a los residuos de mis abrazos recién horneados, para brindar(me) la oportunidad de pecar a gusto. Ya no hay casi voces como las del Neorrealismo, tan ásperas, tan pasmosas, con ese recado y con esa potencia. Simplemente porque no. Me da la sensación de que voy a ver cómo envejecen mis manos y de que querré creer en la belleza de la arruga con un poso de amargura y otro de piedad. Que (te) habrás quedado lejos, caminado lejos, lejos alcanzado. Si ya adivino la compañía que aprenderé a hacerme con los años. Y si vamos a abrigar(nos) con un amor que ojalá nunca caiga a pétalos; así será mi vida y así será mi muerte. Ese vientre que nos tendrá.



Paula Sanz.

2 comentarios:

  1. excellent darlin'
    and love the picture

    ResponderEliminar
  2. El "Que no te compartes", el placer del boligrafo y el parir lineas, enormes. Y la muerte como vientre, si he entendido bien, da mucho que pensar. Me encanta cuando tus textos, entre otras muchas cosas, consiguen que me haga preguntas :)

    ResponderEliminar